“Cuando panteona un portugués, pronto panteonam dos o tres”.